Lo irremediable de Oriente Medio

Ensayo sobre la situación de Oriente Medio, el papel de Israel y la esperanza en una solución para un conflicto que dura ya demasiado.

Hace poco más de un siglo, Arthur James Balfour, el que fue Ministro de Exteriores británico, envió una carta a Lionel W. Rotschild, jefe de la Federación Sionista del Reino Unido, declarando el apoyo a un “hogar nacional para el pueblo judío[1]” en Palestina. Desde entonces, unos cien mil inmigrantes judíos, provenientes principalmente de Polonia y Rusia, empezaron a llegar a las antiguas tierras del Canaán[2]. Este hecho marcó un antes y un después tanto en las relaciones entre árabes y hebreos como en la propia política internacional. Reino Unido, en un principio, y Estados Unidos desde hace ya más de 50 años, se han convertido en los principales aliados de un sionismo que no tiene reparos en expulsar a los palestinos de “sus propias tierras”.

Sin embargo, la finalidad de este artículo no es criticar la deleznable actitud de los sionistas respecto todo lo que suene a árabe, sino hacerlo respecto la falta de autocrítica constructiva de aquellos pueblos árabes que, en vez de fijar nuevas metas cortoplacistas y realistas, prefieren seguir añorando aquellos tiempos en los que nunca consiguieron ser realmente soberanos.

Este podría ser el caso de los mismos movimientos de liberación palestinos. Oigo y leo frecuentemente, tanto en los típicos debates de la universidad como en las redes sociales, comentarios referidos a la devolución de las tierras palestinas a su población. No comprendo la falta de memoria de aquellos que no desean hablar de los más de cuatro siglos de ocupación otomana previa a la llegada de los británicos. Muchos argumentarán que dicha ocupación fue más burocrática que militar, con lo que no les faltará razón; pero por aquel entonces tampoco había ni soberanía, ni un panarabismo[3] lo suficientemente arraigado como para reclamar la creación de un estado propio.

Flag Hejaz Arab Man Waving

Si nos vamos unos quilómetros más al norte, llegamos al Líbano, mi segundo país. Mi padre (comunista y defensor de los movimientos de liberación nacional árabes) me ha dado la oportunidad de, aparte de tener una segunda nacionalidad, poder conocer en primera persona la política en Oriente Medio. Mi conclusión: la izquierda libanesa, siguiendo el ejemplo a nivel mundial, comete el grave error de pensar políticamente en clave teórica (a través del materialismo histórico), olvidándose de lo trágico (la URSS defendió la creación del estado de Israel en Oriente Medio[4]). Sin embargo, ahí sigue sin cesar una contradictoria lucha por el comunismo, a la vez que por la libertad de los palestinos.

Un ejemplo más de esta absoluta incoherencia es el no querer criticar la cortina de humo utilizada por Hezbolá[5]. La organización da ayudas sociales a aquellas comunidades chiíes[6] que no reciben el apoyo del estado, mientras sostiene una de las versiones más rancias y anticuadas del islam (muy cercana a la puesta en práctica por el régimen iraní).

Por su parte Jordania, monarquía absoluta hachemita,[7] se ha convertido en el único país de Oriente Medio con unas relaciones relativamente estables con el estado israelí. Su sistema político, evidentemente, tiene mucho que desear; aun así, ha sido un régimen lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que nada volverá a ser como antes. Es prácticamente imposible que Israel desaparezca del mapa. Por ello, los jordanos han establecido acuerdos de paz con los hebreros, algo que también deberían empezar a plantearse libaneses, sirio y egipcios, entre otros. ¡Menos queja, y más pragmatismo!

Reconozco que el estado hebreo está actuando sin reparos contra todo aquello que se le interponga por delante. Cuando se encuentra con un obstáculo, llega su gran amigo estadounidense, con su visión neoconservadora y paternalista del mundo, a arrebatar a los árabes todo lo que no le parezca afín a sus ideales colonialistas. Sin embargo, es necesario dejar de lado lo políticamente correcto, olvidando por un momento los argumentos en contra de la opresión al pueblo palestino, y reflexionar sobre cómo actuar ante el nuevo contexto que se nos plantea.

flag-186476_960_720

Necesitamos de ideas que innoven, que se renueven y miren hacia los nuevos tiempos. Si una nueva teoría política viniese acompañada por una actuación coherente, las desigualdades que el sistema económico tanto se empeña en mantener se podrían ver tambaleadas. Debemos dejar de ser tan nostálgicos y emplear nuevas fórmulas; para ello, Oriente Medio, el caldo de cultivo de los imperios mundiales, debería ser la referencia a estas nuevas ideas. Des de Gamal Abdel Nasser[8], pasando por Gadafi[9], hasta Al-Assad[10], mejoraron las condiciones materiales de la población, pero a costa de una falta total de libertad de expresión, y mediante formas de gobierno más cercanas a las de Arabia Saudita que a las de una democracia donde fluya, sin restricciones, el intercambio constructivo de opiniones.

En definitiva, Estados Unidos (junto Israel), la Unión Europea, Rusia y China, parece que van a hacer lo que se les antoje con Oriente Medio. La única salida posible es que una nueva élite intelectual establezca parámetros de actuación, lo suficientemente modernizados, como para convencer a los ciudadanos árabes de que hay que dejar de mirar hacia atrás.

 

Por @Tareksr_1997

Bibliografía

[1] (BBC, 2017) http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-41824831

[2] Nombre de la antigua tierra donde habitaron fenicios, arameos, hebreros, filisteos, ntre otros. Situada hoy en día en Líbano, Siria, Jordania e Israel. (Ancient, 2010) https://www.ancient.eu/canaan/

[3] Movimiento que fomenta la unidad y las relaciones de todo orden entre los países árabes. (RAE, 2017) http://dle.rae.es/?id=RdVPzVN

[4](LaVanguardia,2011) http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20110924/54220792302/resolucion-181.html

[5] Hezbolá (“El partido de Dios”) es un partido islamista chiita de carácter político, militar i social de suma importancia en el Líbano. (BBC, 2016) http://www.bbc.com/news/world-middle-east-10814698

[6] Dicho de aquellos que practican la rama chiita del islam. Suponen un 13% del total de musulmanes del mundo, frente al 87% que ocupa el sunismo. El máximo representante del chiismo a nivel político hoy en día es el estado iraní. (Russia Today, 2015) https://actualidad.rt.com/actualidad/167320-sunitas-chiies-diferencias-conflicto

[7] Dinastía que actualmente reina en Jordania. El origen del nombre se debe a Hashim Ibn Abd al-Manaf, bisabuelo de Mahona. Des del siglo X hasta la obtención del poder por parte de los Saud, los hachemitas ostentaron el cargo de jerifes de La Meca, i protectores tanto de dicha ciudad como de Medina (ambas se sitúan en la región de Hiyaz).  (Nobleyreal.com,2012) http://nobleyreal.blogspot.com.es/2012/05/la-dinastia-hachemi.html

[8] (1918-1970). Presidente de Egipto de 1956 a 1970 en un sistema político de partido único. Entre sus acciones destacaron la nacionalización del Canal de Suez y la ocupación de la península del Sinaí en la Guerra de los Seis Días con Israel. (Buscabiografías.com, 1999) https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/720/Gamal%20Abdel%20Nasser

[9] Muamar el Gadafi (1942-2011). Hermano líder y guía de la Revolución de Libia del 1969 al 2011. Uno de los máximos representantes del movimiento panislamista.  Asesinado tras ser capturado en el 2011 por los rebeldes en la denominada como Primavera Árabe. (Buscabiografñias.com, 1999) https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/720/Gamal%20Abdel%20Nasser

[10] Bashar Al-Assad (1965-). Hijo del que también fue presidente de Siria, Háfez Al-Assad. Presidente de Síria des del año 2000. (Buscabiografías, 1999) https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/720/Gamal%20Abdel%20Nasser

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: