El conflicto de Corea: orígenes y expectativas

Corea sigue sufriendo los estragos de la Guerra Fría, casi 70 años depués. Os explicamos cómo y porqué, y el sueño de reunificación coreano.

El conflicto actual en la península de Corea que ha dado tanto de qué hablar en los últimos años se remonta a la guerra de Corea (1950-1953), uno de los episodios más sangrientos de la Guerra Fría que se llevó consigo las vidas de 3 millones de civiles y casi el 15% de la población de Corea del Norte.

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, EEUU y la URSS acordaron dividir la península en dos, trazando la frontera en el paralelo 38 y quedando el norte bajo influencia soviética y el sur bajo influencia estadounidense. Estos dos nuevos estados se denominarían República Popular Democrática de Corea y República de Corea, aunque son más conocidos como Corea del Norte y Corea del Sur.

Se intentó negociar la reunificación de la península coreana meses antes de la guerra, pero estas negociaciones fueron infructuosas y después de algunas escaramuzas y tensiones fronterizas Corea del Norte se lanzó a la ofensiva y se dispuso a invadir Corea del Sur el 25 de junio de 1950.

Estados Unidos como era de esperar acudió en ayuda de Corea del Sur para repeler a las tropas norcoreanas que habían conquistado ya para ese momento casi la totalidad del territorio surcoreano. La contraofensiva estadounidense con la ayuda de otras naciones bajo mandato de la ONU hizo retroceder a las tropas norcoreanas al norte del paralelo 38, no muy lejos del río Yalu. Al poco tiempo la República Popular China entraría de lleno en el conflicto del lado de Corea del Norte y con apoyo armamentístico soviético de manera que consiguieron repeler la contraofensiva al sur del paralelo 38 delimitando así la famosa frontera actual entre las dos Coreas.

Korean_War_bombing_Wonsan.jpg

La participación de Naciones Unidas en el conflicto se materializó con varias resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a favor de Corea del Sur. Esto como era de esperar no fue bien visto por los estados socialistas que alegaron que la operación de contraofensiva fue dirigida por los propios Estados Unidos y no por el Secretario General de la ONU a pesar de que participaran otras naciones. Los países no alineados con EEUU apoyaron tajantemente la intervención china.

Las consecuencias de esta guerra, como es normal, son todavía palpables en nuestros días, ya que sólo se firmó un armisticio y no una paz definitiva. Un dato curioso es que el susodicho armisticio no fue firmado por Corea del Sur como nación independiente, sino que firmó Estados Unidos por ellos en el documento oficial. Esto naturalmente evidencia la situación de vasallaje que todavía padece Corea del Sur en relación a EEUU. El resto de firmantes del documento fueron la República Popular Democrática de Corea, la República Popular China y la Unión Soviética.

Durante el resto de la Guerra Fría ambas Coreas permanecieron muy aisladas la una de la otra, aunque el sentimiento de reunificación no decaía ya que todos se sentían parte de un mismo conjunto a pesar de las diferencias políticas propias del periodo histórico. Es especialmente interesante el caso de Corea del Norte, ya que incluso permaneció bastante aislada del bloque del este por no conjugar con ninguno de los bandos mayoritarios en el mundo socialista, ni el revisionista liderado por la URSS ni el antirrevisionista liderado por la República Popular China. El primer presidente norcoreano y principal dirigente de la revolución Kim II Sung, hoy líder eterno de la República, optó por crear un socialismo a la coreana y adaptarlo al modo de vida de los coreanos. Ya de por sí bastante colectivistas, los pueblos asiáticos en general tienen una perspectiva mucho menos individualista que los occidentales. Los pilares básicos del Juche son la autarquía, el militarismo y un nacionalismo popular exacerbado y profundamente antiimperialista. También se promueve el voluntarismo como forma de amor a la nación y la defensa a ultranza de la cultura coreana, única y aislada de las demás por muchos siglos.

Una vez desintegrado el bloque del este en el 1991 con la caída de la Unión Soviética, Corea del Norte se vio en una situación terrible en la que no tenía con quien comerciar, lo que provocó una espectacular hambruna; estamos ya en el mandato del hijo de Kim II Sung, Kim Jong-il, que tomó el relevo de su padre en 1994. La hambruna concretamente comenzó en 1995 y alcanzó su cénit en 1997. Además, ésta se acrecentó por las inundaciones de 1995-1996. Se llevó consigo a unas 220 mil personas según el gobierno norcoreano.

El siglo XXI ha sido el más importante para las dos Coreas, ya que en dos cumbres norte-sur se ha debatido seriamente sobre una futura reunificación. Concretamente la del año 2000 y la del año 2007, en las que incluso se popularizó la bandera de la supuesta unión, que básicamente consta de la península completa de color azul en fondo blanco (imagen). A pesar de eso, las relaciones también han pasado por malos momentos también, en gran medida por las pruebas atómicas de Corea del Norte y la permanencia de tropas estadounidenses en territorio surcoreano. El ascenso de Donald Trump al poder en 2016 en EEUU tensó bastante las relaciones entre ambas Coreas, pero en el mes de abril de 2018, última cumbre norte-sur celebrada, el presidente Kim Jong-un del norte y Moon Jae-in del sur tuvieron un encuentro realmente cordial que vuelve a poner sobre la mesa el debate de la reunificación de la península coreana.

Arco_de_la_Reunificación,_Piongyang,_Corea_del_Norte_02.JPG

Según palabras del Presidente de la Asociación de Amistad con Corea, Alejandro Cao de Benós, si la reunificación se lleva a cabo tiene que ser desde una perspectiva confederal, es decir, un país/dos sistemas: uno socialista en el norte y otro capitalista en el sur. De esta manera, se evita la posibilidad de que una de las dos comunidades políticas sea absorbida por la otra. Alejandro Cao de Benós comentaba también que el norte no cederá mientras tropas estadounidenses continúen realizando operaciones militares en el sur, y pone además sobre la mesa que Corea del Norte, si las cosas siguen en la buena dirección, comenzará su desnuclearización.

Por @karlmarx8n (Instagram)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: